Elementos de seguridad en la moto

la moto perfecta cuestiones de interés motero 


 

#1# ELEMENTOS DE SEGURIDAD EN LA MOTO

(los de siempre y otros no tan conocidos)



LA CUESTIÓN

Montar en moto es una actividad muy peligrosa, el riesgo de sufrir un accidente porque cometamos algún error, sean otros los que lo hayan provocado o, sencillamente, falle alguno de los elementos de la máquina que conducimos nunca deja de estar presente desde el momento en el que iniciamos la marcha. Este riesgo también existe con el coche, pero en la moto es mayor debido a que es más fácil cometer errores, las piezas de las que dependemos están mucho más expuestas a sufrir daños y trabajan mucho más al límite y dos ruedas no son lo mismo que cuatro, y lo peor es que las consecuencias de sufrir un accidente con una moto casi siempre son muchísimo más graves que si hubiera sido con un coche: como se suele decir, en la moto la carrocería eres tú. Por eso, los motociclistas debemos proveernos de todos los elemento de seguridad posibles y cuidar del buen estado de los que ya disponemos.

La mayoría de esos elementos de seguridad ya los conocemos todos, pero existen otros que también ayudan a hacer la conducción en moto más segura que quizá no todo el mundo tiene en cuenta, también voy a hablar de esos.


ELEMENTOS DE SEGURIDAD ACTIVOS

Antes de ir con esos elementos de seguridad menos conocidos, quiero dar un repaso de los que ya sabemos todos y recordar que de vez en cuando, hay que comprobar que se encuentran en su mejor estado para luego no sufrir sustos desagradables.

Frenos: Si hablamos de seguridad activa, lo primero que se nos viene a la mente son los frenos. Pues mucha gente no hace comprobaciones regulares de sus elementos. No lleva nada de tiempo mirar que el líquido de frenos tenga un nivel y color adecuados, que las pastillas se encuentran por encima de los niveles de desgaste y que los discos tengan el aspecto correcto.

Igualmente, hay que cumplir con los mantenimientos: el cambio de líquido cuando diga el manual, limpiar las pastillas y discos cada cierto tiempo con limpiafrenos y saber detectar si las pastillas se cristalizaron —un síntoma es que haga ruidos raros al frenar—.

Neumáticos: El estado de los neumáticos, obviamente, influye en la seguridad. No solo el que estén muy desgastados afectará, también si ya están cristalizados —en Internet se puede encontrar métodos de cómo detectarlo— o si se ha derramado sobre ellos alguna sustancia que provoque deslizamientos como puede ser el aceite. Es bueno echarles un vistazo antes de montar.

Neumático moto rueda desgastado cuarteado cristalizado

Presión de neumáticos: Existe gente que no le da importancia a esto. En un coche es importante, pero mucho más aún en una moto. Una presión incorrecta puede provocar deslizamientos, pinchazos, un peor agarre o incluso un reventón. Se debería comprobar la presión de las ruedas cada dos por tres, también en Internet se puede encontrar buenos consejos sobre lo que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una buena presión, como la temperatura exterior, la carga que se lleva o el uso que se va a dar a la moto.

Luces: Por el día, gracias a las luces nos verán mucho antes y también desde más lejos. Por la noche, seremos nosotros los que veamos la carretera gracias a la luz y cuanto mejor sea la luz, más veremos, más tiempo tendremos para reaccionar ante obstáculos y menos nos fatigaremos en general.

Intermitentes: Lo primero es comprobar si funcionan correctamente, y lo segundo es hacer uso de ellos. A mí me ha pasado que creyendo que iba completamente solo por la calle, fui a girar hacia la izquierda sin accionar los intermitentes y casi me como a otra moto que venía detrás de mí.

Suspensiones: También juegan un papel importante. Unas suspensiones en buenas condiciones sujetarán la moto correctamente en los baches, curvas y frenadas.

Elementos electrónicos: Muy importante también son los sistemas que intervienen en la moto de forma electrónica como son el ABS o el control de estabilidad. Y en las motos más modernas existen otros como el ABS en curva, el CBS —sistema que activa los frenos de ambas ruedas aún solo accionando uno— o suspensiones electrónicas activas.

Si se activa algún testigo que nos alerte de su mal funcionamiento, no se debería dejar pasar.


ELEMENTOS DE SEGURIDAD PASIVOS

También voy a recordar los que actúan de forma pasiva, los que muchas veces nos quedamos en casa por comodidad o, directamente, ni tenemos.

Casco: Siendo obligatorio, es raro ver a gente yendo en moto sin él, pero todavía se puede ver por ahí. Más frecuente es verlos que lo llevan desabrochado, lo que muchas veces va a ser lo mismo que no llevarlo. Y también es importante llevar un casco adecuado, que no tenga mil años, que no sea de una talla mucho mayor de la que necesitamos y que se encuentre en buenas condiciones.

Chaqueta: No siempre llevamos una chaqueta adecuada y provista de protecciones. He tenido varias caídas sin llevar una y estoy convencido de que hubiera salido mucho mejor parado de haberla llevado.

Guantes: Ahora los guantes también son obligatorios, y no es para menos. Nuestro primer acto reflejo ante una caída va a ser poner las manos para amortiguar el golpe. Unas manos desnudas o sin unos guantes adecuados van a terminar muy mal por el golpe y el arrastre de la caída.

Pantalones: Más común es ir sin unos pantalones adecuados. Las piernas no son tan delicadas como la cabeza o las manos, pero a la hora de recuperarse de las lesiones, vamos a llorar un poco más fuerte si no íbamos provistos de unos pantalones de moto. Lo suyo es que cuente con protecciones laterales, de rodilla y sobretodo que sean resistentes a la abrasión —hay muchas ofertas muy buenas de pantalones de moto con sus protecciones, pero que luego no resultan ser resistentes a la abrasión—.

Botas: Menos raro aún es ver a motoristas sin calzado adecuado. Es verdad que cuando uno usa la moto para desplazarse, lo normal es llevar lo más imprescindible; pero hay gente que haciendo un uso intensivo de la moto, aún no se compró esta prenda.

Hay muchos tipos de calzado adecuado, pero no todos son iguales ni protegen lo mismo. Lo normal es que cuanto mejor protejan, menos cómodo sea. Por eso, hay que buscar un equilibrio entre lo mínimo necesario y la comodidad.

Chaleco airbag: En España se estuvo valorando el imponer por normativa el uso obligatorio de chaleco airbag para motoristas, así de conveniente es este elemento; aunque al final, no cuajó la ida. Yo prefiero que no sea obligatorio porque es cierto que en muchos casos puede suponer un problema. Por ejemplo, si uso la moto para desplazarme con el fin de hacer unas gestiones en un lugar donde solo puedo estacionar la moto o acceder con ella y no dispongo de un baúl o maletas donde poder guardar el chaleco, me va a tocar llevármelo conmigo junto con el casco allá a donde vaya, cosa que puede que no me venga bien.

Dicho lo anterior, no quita para que considere el chaleco airbag uno de los elementos de seguridad pasiva más importante que hay. Yo lo tengo, en mi reseña del chaleco airbag Held hablo de por qué me lo terminé comprando y cuál es mi experiencia con él.

Si el motivo de usar la moto es hacer una ruta o viaje con ella, no hay excusa: si tienes un chaleco de estos, póntelo, y si no lo tienes, plantéate hacerte con uno. Igualmente, si el motivo es otro, pero dispones de dónde guardarlo ya sea en la moto o en tu destino, más de lo mismo.

Rodilleras: Existen de varios tipos y calidades. Yo no llevo rodilleras, los pantalones de moto que tengo llevan protecciones en la zona de las rodillas, aunque sé que no es, ni por asomo, lo mismo. Los que se meten a hacer circuito, son unos camicace de las curvas o practican un off road agresivo suelen llevarlas, y es para ello. A los que vamos más tranquilos también nos vendría bien, lo reconozco. Y sé que el día que tenga una lesión grave en una rodilla por culpa de una caída, me compraré unas y empezaré a usarlas.

No hace falta ir como un loco para tener un accidente de consecuencias feas. Como se suele decir, haz lo que digo y no lo que hago. 

Collarín: Si buscamos uno de calidad y ligero, nos daremos cuenta de que baratos no son. Pero existen otros más voluminosos, pero también mucho más económicos. Aquí lo que protegemos son nada menos que las cervicales, una de las partes más frágiles y de peores consecuencias que debemos proteger. En la mayoría de los casos, lo que va a evitar son los típicos latigazos cervicales, pero existes lesiones infinitamente más graves que también pueden evitar.

Como yo llevo un chaleco airbag que incluye protección de la zona cervical, no veo tan necesario llevar uno de estos, pero reconozco que toda prevención es poca.

Otros: Seguro que hay más productos que reducen las consecuencias de una caída, como coderas o espinilleras, pero son menos comunes.


. 


ELEMENTOS QUE HAY QUE VIGILAR

Igual que revisamos que los elementos de seguridad están en buen estado para evitar accidentes o disminuir sus consecuencias, debemos comprobar que otros elementos a priori ajenos a la seguridad también se encuentran bien ya que de no estarlo, afectará a nuestra seguridad, y en muchos casos de una forma muy directa.

Embrague: Un embrague en mal estado puede ponernos en grave riesgo. A mí me ha pasado, no sé cómo en una ocasión la bomba del embrague hidráulico de mi moto se estropeó en marcha y el motor empezó a patinar por momentos. Si la primera patinada de motor me hubiera sorprendido en una curva o en otro momento crítico, podría haberme llevado algo peor que un susto. Y en otra ocasión, con otra moto, el cable del embrague se partió yendo en marcha, tampoco tuve nada que lamentar ya que tuve la suerte ocurrirme a baja velocidad y en recta.

No cuesta nada hacer un repaso visual del estado de los elementos del embrague, si yo lo hubiera hecho en esas ocasiones, seguramente lo habría detectado antes de arrancar.

Kit de arrastre: Una cadena en mal estado es un grave peligro. Si la cadena tiene síntomas de estar muy desgastada —como partes de la cadena con una holgura mucho mayor a otras—, hemos detectado algún eslabón algo abierto o si alguno está gripado, no deberíamos usar la moto hasta haber cambiado el kit de arrastre. A veces podemos notar que la cadena no va bien cuando da golpes, hace ruidos muy raros o cuando rodando en punto muerto, notamos pequeños tirones.

Reconozco que yo he cogido la moto con la cadena necesitada de un cambio, por las ganas de montar y la confianza de que nada iba a pasar, y suerte tuve que no pasó nada. Pero lo he visto con mis propios ojos, cómo la cadena de la moto de un compañero de ruta que iba muy desgastada se rompió en marcha. Al romperse, la cadena se enredó con el piñón trasero y bloqueó la rueda. La moto salió patinando unos metros acabando en el carril contrario. Por suerte, en el momento en el que ocurrió iba muy despacio y no venía ningún vehículo de enfrente; pero de haber ocurrido yendo a gran velocidad, en una curva o viniendo algún vehículo por el otro carril, estoy seguro de que hubiera habido mucho que lamentar. De los errores se aprende.

cadena kit de arrastre rota bloqueada rueda moto

Claxon: Más de una vez me ha tocado advertir a otros conductores de mi presencia accionando el claxon, no es raro que al incorporarse a nuestro carril no nos hayan visto por los espejos debido a lo poco que abultamos las motos. Si el pitido del claxon no funciona bien y no nos oyen, muchas veces no vamos a tener otra forma de advertir del peligro.

Espejos retrovisores: Si los espejos retrovisores no se encuentran limpios o no se han colocado de la mejor forma posible, es probable que nos llevemos algún susto cuando nos aparezcan otros vehículos de la nada.

Pantalla del casco: A veces no damos la importancia que tiene a la buena visión, y descuidamos la limpieza de la pantalla de nuestro casco, afectando en mayor o menor medida a nuestra capacidad de percibir lo que nos viene. Nuestra visión puede verse afectada por tener la pantalla del casco rallada, llena de mosquitos, de polvo, vaho o por lluvia. De nosotros depende no arriesgar más de la cuenta innecesariamente.

Manos: No es ninguna bobada, es muy importante tener nuestras manos en buenas condiciones de movilidad. Cuando circulamos en condiciones de mucho frío, si no llevamos las manos calientes ayudados de buenos guantes o sistemas de calefacción, es muy probable que se nos agarroten los dedos, aumentando peligrosamente en gran medida el tiempo de respuesta. Por eso, cuando empecemos a notar sensaciones anómalas en las manos, lo prudente es parar y esperar a que se nos pase. Si es motivado por el frío, nos podemos ayudar acercando las manos al motor o al tubo de escape, con cuidado de no quemarse.

Y no solo me refiero al frío, cualquier motivo que impida un movimiento normal de las manos debe de hacernos sopesar las consecuencias de continuar la marcha.

Buen estado físico: Es un poco más de lo del punto anterior. Unas manos congeladas suele ser lo más común, pero el frío también afecta al movimiento de otras partes del cuerpo como los brazos, piernas, pies y cuello.

Y de nuevo, no solo me estoy refiriendo al frío. Si hay cualquier causa que merme nuestros movimientos, como pueden ser las lesiones o un cansancio considerable, se debería esperar a solucionarlo para montar en moto. 


OTROS ELEMENTOS QUE PROPORCIONAN SEGURIDAD

No son elementos de seguridad como tal, pero pueden ayudar notablemente a reducir los riesgos, incluso nos pueden salvar la vida en un momento dado.

GPS: Posiblemente el elemento ajeno a la seguridad que más aporta a reducir los riesgos de un motorista. Cuando voy en moto, aunque me sepa el recorrido de memoria, procuro llevar puesto el GPS. Ayuda muchísimo saber lo que viene por delante, uno puede anticiparse sin haberlo visto todavía con sus ojos: una curva que se cierra más de lo que a simple vista parece o que enlaza con otras por sorpresa o rectas que se rompen con intersecciones que no se ven bien. También ayuda mucho con el hecho de que uno no tiene la necesidad de fijarse tanto en los carteles de la carretera. Y además ayuda aportando una información extra, como el límite máximo de velocidad de la vía, retenciones y accidentes.

Por otro lado, hay que tener claro que hay momentos en los que también pueden confundir, por ejemplo hay veces que en el GPS la curva no se ve tan cerrada como luego resulta ser u otras que marca elementos de la vía que cambiaron y en la aplicación no se actualizaron; pero he de decir que son muchísimas más las veces que ayuda.

Tubo de escape sonoro: Llevar un escape ruidoso puede parecer de macarra, pero también es un elemento que mejora nuestra seguridad. Muchas veces otros vehículos no nos ven por encontrarnos en los puntos muertos de sus espejos, pero si nos oyen, sabrán que estamos ahí. Y, de la misma manera, alertaremos de nuestra presencia al otro lado de la calle, de una curva o de un cambio de rasante.

Lo perfecto es llevar un escape que se oiga bien y que no supere los límites sonoros permitidos.

Intercomunicador: Yendo solo no interviene, pero cuando circulamos en compañía de otras motos y vamos enlazados por el intercom, la seguridad de los que van detrás del primero aumenta de forma muy considerable.

Siempre que viajo en esa situación, el que va en primera posición va cantando al resto cuando se encuentra con algún peligro en la carretera como una curva engañosa, algún tipo de obstáculo en la vía o cuando se pretende adelantar y se informa de que vienen otros vehículos más adelante.

Si se viaja en grupo y no se dispone de intercomunicadores, los integrantes del grupo pueden acordar algún tipo de señales para advertirse de los peligros. Por poner un ejemplo, si el que va primero se encuentra algo raro tomando curvas, acciona el claxon con dos pitidos largos, cuando los que van detrás lo oigan, sabrán que tienen que reducir el ritmo, extremar la precaución y accionar el claxon de la misma forma para que lo oigan también los que van más atrás —ya sé que con el casco y el sonido de las motos, es probable que un claxon de motocicleta no se oiga, por eso es buena idea hacerse con este tipo de aparatos ahora que parece que van a ser legales—.

Luces auxiliares: Si las luces influyen como elemento de seguridad, unas luces extra aportarán más en ese aspecto. Estas influirán en gran medida sobre todo cuando las luces de nuestra moto no son las mejores alumbrando. También mejorarán nuestra visibilidad circulando con niebla y en carreteras de curvas en horas de poca luz.

Chaleco reflectante: Es un elemento obligatorio en el coche, sin embargo, en la moto no. Pero cuesta muy poco hacerse con uno de estos y guardarlo debajo del asiento de la moto. No solo ayudarán a indicar nuestra presencia cuando tengamos que detenernos y bajarnos de la moto en medio de la vía, también se lo puede poner uno para circular cuando las condiciones de visibilidad sean malas, como de noche, con lluvia o con niebla: nos verán mucho antes con él puesto.

chaleco peto reflectante retroiluminado amarillo fosforito de seguridad de alta visibilidad para carretera accidente

Cámara de vídeo: Las cámaras de video deportivas que se suelen poner en el casco o en la moto no solo sirven para guardar momentos divertidos, también nos van a venir muy bien si tenemos la mala suerte de vernos implicados en un accidente.

A mí me pasó con el coche, que sufrí un accidente por culpa de otro y en el atestado que hizo la policía hicieron constar que fui yo el que lo hizo mal. Tras esa experiencia puedo asegurar que la policía no es infalible en el esclarecimiento de los hechos, con todo el perjuicio e indefensión que eso supone para el que lo sufre, y si hubiera grabado ese momento, no habría habido ninguna duda de que se equivocaban.

Ese beneficio de llevar cámara, en verdad, no está relacionado con la seguridad, pero sí lo está el hecho de que llevando una cámara de vídeo a la vista, también vamos a disuadir a otros conductores de cometer ciertas conductas que nos ponen en peligro.

Hay gente que está completamente loca y les da igual todo, pueden estar viendo cómo estás grabando toda su actuación y aún así seguir con su conducción negligente, muchas veces atentando de una forma directa contra nosotros. Lo bueno es que luego hay otra gente que solo está medio loca, y cuando ven que los estamos grabando, se cortan y dejan su conducción colérica para otra ocasión.

Todos hemos visto en Internet ejemplos de conductores que por lo que sea empiezan a increpar a otros, y en muchas ocasiones las víctimas son motos, con el gravísimo riesgo que eso supone. El llevar una cámara de vídeo a la vista, incluso aunque no esté grabando, puede desanimar a esa clase de gente de hacer esas locuras.

cámara de vídeo deportiva GoPro 7 en el casco de moto lateral HJC

Spray antideslizante: Algo que puede venirnos muy bien en un momento dado son esos sprays que existen para mejorar la adherencia de las ruedas cuando hay nieve o hielo en el asfalto, llamados por algunas marcas cadenas de nieve líquidas. Yo no los he probado y reconozco que no llevo de esto en la moto, pero si la zona por la que tú te mueves es propensa a encontrarse en estas situaciones, tal vez te sea recomendable llevarlo; aunque la mejor prevención que hay que no usar la moto si se sabe que puede nevar o helar.


Es posible que me haya faltado algún elemento de seguridad, otros elementos que sin ser de seguridad, hay que cuidarlos para que no supongan un riesgo u otra de las cosas menos conocidas que también ayudan a hacer nuestra conducción en moto más segura. Si alguien sabe de alguno que haya pasado desapercibido para mí, estaría encantado de saberlo.






Otras cuestiones:

_____________________________________

CUESTIONES DE INTERÉS MOTERO

LOS PRODUCTOS QUE PROBÉ

LAS MOTOS QUE PROBÉ

INICIO 

   



Contacto: lamotoperfecta@hotmail.com

Comentarios